Ser en todas. Montevideo

En esta casa llueve adentro y el sonido de las gotas sobre el fondo de los baldes rojos genera un eco. Como en las selvas, los bosques y los desiertos, cuando los seres humanos dejan de habitar un espacio, la naturaleza vuelve a tomarlos y no tiene dulzura: esta casa se cae a pedazos y es ahora, y no antes: cuando ya modificó la trayectoria de cuarenta mujeres que, en su seno, lloramos, reímos, hablamos, nos abrazamos, tuvimos miedo y nos lanzamos al centro de esta red nueva y, sin embargo, tan antigua. Hoy vamos al parque rodó L, E e I. Salgo de mi atalaya desde donde solamente observo y me abro. Lo contrario del miedo es el amor. Hay lecciones que no debo olvidar.

Con ellas siento ese mismo sostén. Alguno muy ríoplantense, muy argentino y uruguayo: ser en mí, para ser en todas. El individualismo de cuando estoy en casa me asusta un poco, allí me devuelvo a mi piel y a solas. Sueño con la idea de armar círculos en españa, de habilitar refugios, porque son sanadores y revolucionarios y —me cuenta L que decía Shinoda-Bolen– el único arma que tenemos para luchar contra el patriarcado. Patriarcado, qué palabra. Ayer no existía, hoy está en boca de todos, y quizá los que estamos vivos hoy pasemos nuestras vidas tratando de tomar conciencia de lo que significa y de cuánto hay en todes de él. La época histórica que estamos viviendo es demasiado poderosa: la marcha en Madrid, la concentración por el aborto libre en Buenos Aires, el encuentro en Montevideo. Y las pequeñas trazas, los cambios: levantarme e irme en medio de una relación sexual porque un hombre me violenta y me penetra sin condón. Antes no lo habría hecho. Habría callado. Todas hemos callado tanto. Otra amiga publicó hace unos días una crónica de su violación. Hacerlo público es una acto sumamente político: poner a disposición el testimonio para estar menos solas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.