—Un taller online para conectar con tu naturaleza interior—

NUEVO CÍRCULO:  30 DE SEPTIEMBRE DE 2019

LAS INSCRIPCIONES ABREN EL 26 DE AGOSTO

Por mucho tiempo he tenido prisa. Sencillamente ha sido esto: la velocidad del cielo y de la tierra no eran las mías. Como un animal herido, he corrido de un lado para otro, he tomado aviones de costa a costa sin detenerme a mirar, a escuchar, a sentir la verdadera naturaleza que me habita. Me he llenado de información la mente, el cuerpo, la casa, intentando crear un lugar seguro de conocimiento en el que el mundo fuera algo sólido, algo que pudiera conocer y describir, algo que «siempre estuviera ahí», sosteniéndome. Me he llenado de voces, de imágenes, de los nombres de unos y otras, de sus creencias, sus fábulas, sus ideas, creyendo que eran las mías. En algún momento aparecieron el miedo, la ansiedad, la furia, el desconocimiento de mí misma, un constante navegar en un océano incierto. En esos momentos siempre me latía la misma pregunta: ¿Quién soy? ¿Quién es la que vive?

Utilizar la palabra «presencia» para presentar este experimento no es trivial. Lo que he descubierto —lo que sigo descubriendo— es que solo cuando tomo conciencia de que este es mi tiempo de vida, este aquí, este ahora, logro conectar conmigo misma. Solo a través de la presencia —que es un proceso de escucha, de detenimiento, de dejar de oír el ruido cotidiano— puedo acercarme a mi naturaleza interior.

Recobrar la presencia es aprender a estar con una misma. A no poner entre nosotras y el momento «ahora» ningún artefacto: ni el sueño, ni las redes sociales, ni siquiera la lectura o los encuentros. Recobrar la presencia es crear un instante para escucharnos, porque dentro de nosotras hay una voz que dice y guía pero ¿quién la escucha?

Cuando no la escuchamos seguimos siendo empujadas por una tormenta terriblemente hermosa hacia la vida. En ella encontramos placer, dolor, distracciones y aprendizajes de muchos tipos, pero también caos, ruido, desconexión. La sensación, finalmente, de que está pasando algo —la vida— y que la estamos persiguiendo sin lograr nunca alcanzarla.

Escritura para estar presente es una invitación a encontrarte contigo. A través de 12 semanas, iremos desarrollando algunas ideas sobre la identidad, sobre el ser, sobre el cuerpo, sobre las emociones, sobre el espíritu, sobre la intuición, sobre el hogar, sobre el universo, sobre los propósitos, sobre la libertad, sobre nuestra esencia, y trabajaremos sobre ellas a través de dos herramientas: la escritura, para iniciar el viaje hacia ti misma, y el círculo, para construir un lugar seguro, una red en la que encontrarnos, compartir nuestros procesos, estar entre amigas aunque aún no nos conozcamos.

Por eso este taller no es un taller de escritura al uso. No encontrarás aspectos sobre gramática, pistas para escribir un relato de ficción ni consejos sobre la forma de un texto. En lugar de ver la escritura como un fin, la veremos como parte de un proceso de re-elaboración de tu historia personal, de revisión de tu experiencia en el mundo, de tu identidad, tus creencias, tus valores. Como herramienta, la escritura es poderosísima. Será tu medio de comunicación contigo. Tu vehículo a tu propio centro.

 
 
EL FUNCIONAMIENTO DEL CÍRCULO – TALLER
 

Escritura para estar presente es un taller completamente online de 12 semanas, el tiempo estimado para que puedas profundizar en las temáticas que se proponen y desarrollar el hábito de la escritura de forma cotidiana. El tiempo de lectura es de unos 30 minutos semanales + tiempo de trabajo personal 30 minutos diarios.

El taller está dirigido a todas las mujeres que tengan ganas de comenzar un proceso de autodescubrimiento consigo mismas. No es relevante si escribes diariamente o si nunca has escrito, pues esta herramienta la incorporaremos durante el taller.

Solo hay 15 plazas, se asignan por orden de pago.

Semanalmente recibirás una carta a modo de bloque de contenidos, que será la guía para desarrollar juntas cada uno de los temas que se proponen en el taller.

Además, cada carta incorpora uno o varios ejercicios de meditación, toma de conciencia y escritura para que profundices por tu cuenta.

Los materiales principales (la carta y los ejercicios) se complementan con lecturas, videos y música extra que se irán ampliando en cada nueva edición. Estos materiales no son obligatorios, los puedes descargar y guardar para cuando llegue el momento de revisarlos con calma.

Todos los materiales se harán llegar a través de nuestro aula virtual, donde también contaremos con un foro donde compartir dudas, preguntas, textos o debatir algunas de las ideas que vayan surgiendo.

Además de los materiales de trabajo personal, tendremos tres encuentros virtuales a través de una plataforma online en los que nos conoceremos, pondremos en común nuestros caminos y compartiremos el proceso de acercarnos a la presencia. El calendario te lo entregaré la primera semana de curso para que puedas organizarte la agenda y acudir.

Al mismo tiempo, contaremos con un grupo de whatsapp para dar avisos y compartir información relevante durante el transcurso del taller. Este es el lugar donde ponernos nombre y compartir la intimidad de nuestro proceso pero, por supuesto, si no te interesa participar, lo comprenderemos.


SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ TE CUENTO UN POCO MÁS

La prioridad de este taller es que generemos un vínculo con la escritura como forma de explorar nuestro propio territorio. Más allá de las ideas que propongo (que pasan por ramas sincréticas y dispares como la psicología, la filosofía, el budismo, el taoísmo, el reiki, el cine, la literatura o la astrología, sin prejuicios por el aprendizaje holístico), la finalidad es que encuentres el camino hacia un diálogo interior más rico, pausado y consciente contigo misma.

Por eso, considero importante que antes de anotarte al círculo te comprometas contigo misma para encontrar un tiempo diario para explorar tu propia vivencia a través de la escritura y, mensual, para los círculos.

El desarrollo de este taller nace de mis propias experiencias, en especial con la ansiedad, y del ánimo de encontrar un equilibrio entre cuerpo, mente, emoción y espíritu. Es decir, nace de una intención de estar bien (o, al menos, de estar mejor) en el mundo, de comenzar a escuchar los avisos que nos da nuestro cuerpo o nuestras emociones y de tomar responsabilidad ante ellos. Este es un proceso que no termina, por lo tanto el taller va mutando a medida que voy viviendo y aprendiendo cosas nuevas.

Por eso, y para terminar, no considero que este sea un taller de autoayuda.

Es un taller de autodescubrimiento.

De reconectar con tus cuatro elementos.

De limpieza del ruido, de mirar a dentro.

De abandonar el futuro.

De perder la memoria.

De borrar tu nombre.

De volver a ti.

¿TE LATE LA IDEA? ¿TIENES ALGUNA DUDA?

Mándame un mail a maitenacaiman@gmail.com

También por mail te comparto los datos de pago si estás dispuesta a iniciar este camino juntas.

Un abrazo enorme,

Mari

Gráfico de portada: Caitlin Foster.