Desafío 30 días de escritura

Querides,

después del I Encuentro de Mujeres & Escritura y del desafío analógico de este año, algunas de nosotras nos hemos quedado con muchas ganas de seguir escribiendo/creando y de compartirlo con las demás. Personalmente, llevo unas semanas (por no decir dos años) con un debate interno muy fuerte: ¿merece la pena seguir publicando en blogs cuando la velocidad con la que usamos internet es cada vez más rápida, cuando prestamos cada vez menos atención a aquello que leemos, cuando la sobreinformación en la que vivimos nos tiene completamente paralizadas y angustiadas? ¿Vale la pena el esfuerzo?

En la comunidad online que tenemos en FB hemos estado charlando estos días acerca de estas cuestiones y mi conclusión después de leer lo que opináis es que sí: debemos seguir publicando en nuestras webs, porque son el único espacio (si tenemos el dominio y el hosting comprados) que nos pertenecen a nosotras. Me explico: Facebook, Instagram, Twitter, etc son empresas que se alimentan de nuestros contenidos y nuestros datos. Con la información que recopilan sobre nuestras vidas, ellos negocian. ¿Qué pasa si un día ya no les es rentable, por ejemplo, que existan grupos de debate como el nuestro en Facebook? Sencillamente los borrarán, y todo el contenido, todos los diarios, todas las imágenes con las que hemos nutrido su empresa desaparecerán con ellos.

Además de esta razón, que me parece potentísima por sí misma, está esta otra: escribir en un blog no es solamente para ese Otro hipotético que vive detrás de la pantalla sino que también (y me encanta pensarlo así) es para nosotras, porque en la web podemos ir construyendo, de a poco, nuestra propia cosmovisión del mundo. Nuestro blog es una casa en miniatura donde volcamos lo que queremos, incluso de forma privada (tengo un amigo que tiene un blog cerrado al público donde va recopilando de todo un poco, construyendo un mundo para él solo y online porque sí).

Antes de salir hacia Argentina, donde ahora me encuentro, empecé una remodelación de MC con el objetivo de retomar esa escritura íntima que practicaba en Hey Hey World. Aunque aquel blog está terminado (como cuando se termina un cuaderno), aquella manera de narrar e inventar la realidad me encantaba y, la verdad, la extraño mucho. Así que, aprovechando la conversación que hemos tenido, los comentarios de varias de vosotras acerca de comenzar un blog o retomar uno antiguo, y el empujón grupal que podemos darnos, os propongo hacer un nuevo desafío 30 días de escritura, pero esta vez (a diferencia del año pasado, que fue escritura íntima en el cuaderno y no lo compartimos) en un blog.

Quien quiera sumarse:

– Debe tener un blog, o crearlo (comenzaremos el día 1 de mayo de 2018). Algunas plataformas gratuitas son wordpress.com o tumblr.com.

– Debe enviarme un mail con su usuario de FB y la url de su blog para publicar una lista con las participantes en nuestra comunidad en FB y que podamos leernos entre nosotras (a eme@maitenacaiman.com)

– No compartiremos día a día los links en el muro para no sobrecargar el grupo (esto podemos charlarlo, en realidad no estoy muy segura), sino solamente una vez al inicio de la semana.

– El fin es escribir mucho, romper con la barrera de autocensura que tenemos tan arraigada, y dejarnos fluir. Esta es mi tercera o cuarta vez en un desafío 30 días de escritura y es uno de los ejercicios más movilizadores que he realizado. Os lo recomiendo mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *